Segur-Eskura

Los riesgos en Internet son cada vez más diversos y ocurren con mayor frecuencia: robo de información, amenazas, fraudes, robo de identidad, acoso… En un mundo cada vez más digitalizado e hiperconectado, se hace indispensable comprender las nuevas reglas y dinámicas planteadas en Internet para saber qué medidas preventivas tomar para evitar riesgos, y qué pasos dar cuando tengamos que enfrentarnos a sus consecuencias.

Justificación

La ciberseguridad ya no es un campo relegado a expertos informáticos comprometidos con la salvaguarda de información e infraestructura de grandes organizaciones: la ciberseguridad es un reto que toda la sociedad debe asumir. Hacer de nuestras calles y barrios un entorno seguro en el que poder vivir y disfrutar con garantías no fue fácil, como tampoco será fácil construir un entorno digital seguro para toda la ciudadanía. Proteger nuestro entorno digital es de interés para todas las personas, y requiere una vigilancia constante, una acción colectiva y un compromiso renovado con la ciberseguridad.

Objetivos

Aprender a identificar las diferentes amenazas y riesgos que supone el uso diario y cotidiano de Internet, y conocer qué herramientas disponemos para hacerles frente.

Concienciar acerca de la necesidad de participar en la construcción de una sociedad digital segura.

Desarrollar una fuerte intuición para prever las intenciones de aquellas personas o entidades que nos puedan causar daño.

Plantear alternativas que reduzcan los riesgos.

Contenidos

Contextualización de los riesgos en Internet, malware, fraudes, cuidado de la identidad digital, usos delictivos de los datos personales, ataques de ingeniería social, privacidad, copias de seguridad, bulos y fake news.

Metodología

A través de ejemplos prácticos, el programa Segur-Eskura busca informar y concienciar para reducir las consecuencias de las amenazas y riesgos más comunes de la Red. Además de dar a conocer herramientas y medidas para prevenir los riesgos derivados de aquellas actividades y prácticas que realizamos en Internet, es necesario también cambiar hábitos y buscar alternativas digitales más seguras.